Actualmente, la nanotecnología forma parte de nuestras vidas en múltiples componentes que se añaden en diferentes sectores. Esto supone unos grandes avances, pero también nuevos retos para el control de contaminantes o sustancias potencialmente peligrosas, siendo la nanometrología la disciplina que estudia esta tarea. Los materiales avanzados juegan un papel crucial en las técnicas de separación necesarias para el análisis. La Cromatografía Hidrodinámica, es una técnica de gran utilidad para el análisis de componentes nanométricos. Basada en la diferente dinámica de las partículas en el medio, esta técnica requiere de una preparación de materiales con un diseño preciso a escala nanométrica para ser utilizados como fases estacionarias. Con este fin, se ha estudiado la fabricación basada en materiales cerámicos se ha estudiado en este proyecto.

El objetivo de este proyecto es el desarrollo de nuevas fases estacionarias para su uso en Cromatografía Hidrodinámica para ser utilizadas en la separación de nanopartículas metálicas de los iones metálicos correspondientes. Las columnas disponibles actualmente producen separaciones de muy pobre resolución.

Aunque la propuesta inicial del proyecta era el desarrollo de estas columnas utilizando la técnica de impresión 3D con materiales cerámicos. Sin embargo, los materiales obtenidos presentaron poros con una distribución muy abierta no adecuados para conseguir separaciones cromatográficas con buena resolución. Por ello, se optó por realizar la preparación de columnas usando microesferas monodispersas de materiales cerámicos o vítreos, procesándolas de modo que presenten poros en el intervalo de 200 a 1500 nm.

La preparación del material se realizó con un proceso de sinterización en fase sólida utilizando como material de partida microbolas de vidrio calcosódico. Después de la optimización de todas las variables del proceso de sinterización, se estudió la porosidad del material encontrándose tamaños medios de poro de 1,5 micras. Por último, se preparó una columna con el material y se introdujo en un cromatógrafo de líquidos para realizar ensayos previos de flujo y se han obtenido resultados positivos con relación a la presión que puede soportar la columna. Por lo que podemos concluir que es posible la fabricación de columnas porosas, con tamaños de poro prediseñado, y que sean válidas para su uso en la Cromatografía Hidrodinámica.