En el marco del proyecto BIOMEDCO2, la tecnología de fluidos supercríticos se presenta como una aproximación ventajosa para el procesado de biomateriales nanoestructurados en aplicaciones biomédicas. Concretamente, el empleo de dióxido de carbono supercrítico permite el procesado de materiales en ausencia de disolventes orgánicos y a temperaturas compatibles con agentes bioactivos lábiles abriendo así nuevas ventanas de procesabilidad y considerándose una tecnología respetuosa con el medio ambiente.

En BIOMEDCO2 se desarrollan implantes óseos sintéticos para medicina regenerativa, aerogeles para administración pulmonar y tópica, así como formulaciones lipídicas para el tratamiento del dolor e infección de heridas empleando tecnología supercrítica en combinación con otras tecnologías innovadoras (jet cutting, impresión 2D y 3D).

Concretamente, se han desarrollado y modelizado tecnologías de producción de implantes óseos sintéticos capaces de promover la formación de tejido óseo y de degradarse a un ritmo compatible con los tiempos de regeneración tisular del paciente. Además, se ha desarrollado una tecnología de preparación de formulaciones para administración pulmonar a partir de aerogeles (materiales nanoestructurados con porosidades de en torno al 90%). Dichas formulaciones se muestran adecuadas para el tratamiento del asma con reducción de dosis y de frecuencia de administración. Esta tecnología de aerogeles se mostró también adecuada para el desarrollo de materiales a base de quitosano capaces de gestionar el exceso de exudado en heridas crónicas y de proporcionar actividad antimicrobiana. Por último, se desarrolló y modelizó una tecnología para el procesado de micropartículas de lípidos dirigidas al tratamiento del dolor e infección de heridas, ya que son capaces de proporcionar dosis efectivas para promover simultáneamente efectos anestésico y antimicrobiano.

El proyecto BIOMEDCO2 ha supuesto la implementación de notables innovaciones tecnológicas en cuanto a producción, caracterización y evaluación de los materiales. Para ello, el proyecto cuenta con la participación de los grupos I+D Farma y Nafomat, ambos pertenecientes a AeMAT, además de con la colaboración de varios colaboradores externos nacionales (CINBIO-Univ. Vigo, Univ. Carlos III) e internacionales (AGH Univ. of Science, TU Hamburg, i3S-Univ. Porto).